A LA MEMORIA DE SCHNAUZI

A LA MEMORIA DE SCHNAUZI
NUNCA TE VAMOS A OLVIDAR

jueves, 9 de junio de 2011

VACAS Y TERNEROS, ANIMALES INTELIGENTES Y SOCIABLES EN LAS GRANJAS DE EXTERMINIO

 Cuando hablamos de vacas estamos hablando de mamíferos inteligentes y sociables, con capacidad plena para sentir todo aquello que les rodea, con complejas relaciones sociales dentro de su grupo (cada vaca es capaz de reconocer a más de 100 individuos diferentes), con una compleja tambien dedicación a las crias (que tambien son cachorros) y una perfecta percepción del estado en que se encuentran los demás compañeros, se ha observado por naturalistas en terneros en libertad un sentimiento marcado ante la muerte de un integrante de la manada, ante este hecho sin duda triste para todos ellos, el resto del grupo visitaba diariamente el lugar donde el compañero habia fallecido, poseen una gran memoría y capacidad de aprendizaje, son capaces de recordar sus lugares favoritos y entablan amistades de por vida, tienen perfecta capacidad para preocuparse y sentir inquietud por su situación presente o futura y por supuesto la de sus crias, basta solo con mirarles a los ojos y sentir el calor de su piel para darnos cuenta de que no son diferentes a nuestros perros y gatos y tampoco son tan diferentes a nosotros como la sociedad (por que es lo que interesa económicamente) quiere hacer ver.






La relación entre la madre y la cría es muy fuerte desde el momento del parto, la madre reconoce a sus crias por su olor y es extremadamente protectora, duerme con ellas, las cuida y las protege como haría cualquier madre humana. Las vacas explotadas son privadas de las crias lo que les supone una extraordinaria tristeza que les afecta durante semanas, como cualquier madre humana necesita del apoyo del resto de su grupo para superar esta horrible experiencia. tambien en este caso las vacas apoyan y ayudan a la compañera que sufre.

El sufrimiento de las crias al ser separadas de la madre podemos imaginarlo perfectamente teniendo en cuenta que no difiere en absoluto del sentimiento de abandono, miedo y tristeza que cualquier bebe o niño humano experimentaría al ser separado de su madre.



Las vacas pueden llegar a vivir unos quince años (normalmente se las asesina al año de su nacimiento para obtener de ellas una carne más tierna), hay pocas cosas más barbaras que las condiciones en que estos animales se encuentran en las granjas de explotación y en la manera de ser transportados, privados de sus crias, golpeados, maltratados y ejecutados de la manera más fría, unos delante de los otros, sometidos a un sufrimiento extremo física y psiquicamente durante toda su triste y corta existencia.

Las vacas son explotadas por su carne, por su leche y por su piel, el total de animales asesinados para 2001 fue de 2.550.000, un número similar a la población humana de la comunidad de Castilla y León.
Viven casi permanentemente en cubículos individuales con suelo de cemento que les provoca dolor al no estar anatómicamente preparadas para ello. Son inseminadas una vez al año durante cuatro años, fecha tras la cual su producción de leche desciende y son enviadas al matadero. Mediante la manipulación genética, la selección y las mejoras en las técnicas de explotación, las vacas pueden llegar a producir hasta 45 litros de leche al día, 10 veces más que su capacidad normal. Así, la vida de la mayoría de las vacas destinadas a la explotación lechera consiste en un infierno de 6 años en el que las separan de sus bebés en unas cuatro ocasiones, en el que les roban miles de litros de leche, sufren dolor el las ubres y en las articulaciones, son aisladas, se las impide relacionarse con otros miembros de su especie y finalmente son introducidas en un camión y asesinadas en un matadero.


Sus terneros les serán arrebatados a las 6 u 8 semanas y aislados en diminutos cajones sin apenas movilidad, recibirán una alimentación artificial pobre en hierro para conseguir una carne blanca y blanda, (gracias a la anemia y al atrofiamiento muscular por falta de movimiento), serán asesinados a los 4 meses (ternera lechal) o a los 11 meses (Baby-beef o añojo).



El transporte hasta el matadero es del mismo modo absolutamente cruel y salvaje, estos animales son trasladados en camiones entre ciudades o entre paises, sin acceso a comida y agua durante el trayecto que en ocasiones puede durar dias, el sufrimiento es extremo psicologicamente y no menos extremo físicamente por el en muchas ocasiones brutal trato por parte de los operarios. Algunos animales morirán durante el trayecto.



Las vacas son dirigidas en los mataderos hacia la zona de aturdimiento, puede ser en cajones o en railes que las sujetan por debajo. El objetivo es privarles de libertad y facilitar el que el matarife pueda acercarse a ella y dispararle una bala cautiva con una pistola. Cuando están en los cajones, las vacas tratarán de salir saltando, suelen moverse agitadamente lo que dificulta que el disparo sea certero.


Una vez disparadas en la cabeza con una pistola de proyectil cautivo que no siempre las deja inconscientes, las vacas son colgadas boca abajo y se las corta el cuello y las extremedidades. No es raro que las vacas sigan conscientes cuando son colgadas boca abajo. Teniendo en cuenta su peso que puede ser de alrededor de 500 Kg., al colgarlas sus músculos y ligamentos se desgarran, cuando están conscientes esto les provoca grandes sufrimientos añadidos al pánico de encontrarse boca abajo en un entorno extraño y en movimiento.
Muchas veces los animales todavía están plenamente conscientes hasta siete minutos después de que se les haya cortado el cuello y muchos matarifes relatan encontrarse con vacas plenamente conscientes en su trabajo diario. La cadena nunca se para "simplemente" porque haya un animal vivo.
Tardarán varios minutos en desangrarse, tiempo durante el que muchas permanecerán conscientes intentando escapar en vano. Su cadáver será despellejado y cortado en dos partes, marcado para su identificación y trasladado para su carga en los camiones que los servirán a las carnicerías o salas de despiece.


Tampoco esta exento de crueldad y de salvajismo el tratamiento que se les da a estos animales basado como siempre en la "tradición", una vez más considerados utensilios o "cosas":


                                                                                                                         
La sociedad tiene que evolucionar hasta ver en estos animales seres inteligentes y pensantes, hemos de entender que su mente del mismo modo que la nuestra está pernamentemente ocupada con multitud se sentimientos, deseos y temores. ¿Donde está la diferencia entre ellos y nosotros? puede ser la misma que existe entre un niño y una persona adulta. ¿Qué nos hace superiores? hay quien establece esta linea divisoria amparándose en la creencia absurda de que los animales no tienen alma, pero incluso en esto hay opiniones contrarias incluso de religiosos (lectura muy aconsejable y enriquecedora "El Alma de los Animales" de Gary Kowalski).


La mejor manera de ayudarles es sencilla y al mismo tiempo ataca la linea de flotación de las granjas de exterminio, es el mayor sacrificio quie podemos hacer por ellos : beber leche de soja y no comer carne y difundir de la manera que se nos ocurra o tengamos a nuestro alcance la dura y horrible realidad de los animales para el consumo humano, difundir la opción de una manera de vivir vegetariana o vegana.

Esta opción es perfectamente posible, hoy en dia además de todos los platos "sin carne" que venimos consumiendo y preparando en nuestra cocina de una manera cotidiana existen preparados sabrosos y ricos en proteinas como la soja o el tofu los cuales podemos encontrar preparados de muy diferentes maneras :

Leche de soja muy rica en proteinas y enriquecida con calcio y vitaminas

Hamburguesas de soja, de verduras con champiñones, a la navarra,..

Salchichas de tofu tipo viena o con queso

Filetes de tofu al estilo italiano, japonés, ahumado

Pasta elaborada con tofu

Albondigas vegetales, embutido vegetal , paella vegetal,...





Aconsejable la visita a las tiendas de la linea Terra Vitae ( o cualquier otra que conozcáis y os ofrezca buenos productos) en las cuales encontraréis muchos productos diferentes para vegetarianos, y para aquellos que disponéis de más tiempo existen toda una variedad de platos vegetarianos que podeís cocinar.


Es perfectamente posible vivir sin que ningún animal tenga que sufrir un infierno y morir cruelmente por nosotros.



Fuente situación de las vacas y terneros en las granjas de exterminio : Igualdad Animal:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada