A LA MEMORIA DE SCHNAUZI

A LA MEMORIA DE SCHNAUZI
NUNCA TE VAMOS A OLVIDAR

martes, 10 de mayo de 2011

NUESTRA MISIÓN CONTRA EL MALTRATO ANIMAL



                                                                
 Esta imagen de la carita de terror del pequeño Schnauzi se ha instalado ya para siempre en nuestros corazones, es una imagen que nunca se olvidará y que dejaremos de herencia a las nuevas generaciones, nos escribía un amigo desde Japón desde donde tambien siguen la noticia con máximo interés que Schnauzi vino a este mundo con una misión que cumplir y lo ha hecho a la perfección: nos ha unido a todos contra el maltrato animal, ha hecho que los que ya llevamos tiempo en esto seamos conscientes de que debemos luchar con más fuerza y tambien ha conseguido que muchas personas tomen conciencia de la crueldad que el hombre ejerce contra los animales. Nos ha mostrado tambien Schnauzi la fragilidad y el sentimiento con que un animal maltratado y/o asesinado vive esta terrible experiencia.




 Esta expresión de auténtico pavor es la misma que podemos observar en todos los animales maltratados,es la que se ve cada dia en los mataderos, en las granjas de exterminio que constituyen la explotación industrial , en los animales esclavizados en los circos, en los caballos explotados, en los bueyes y burros que arrastran toda su vida pesadas cargas hasta desplomarse, en las focas aniquiladas por su piel, en los pollos asesinados sistematicamente despues de una vida de calvario, en los animales usados para experimentación que son sometidos a crueles atrocidades , en los peces descuartizados tras una muerte agónica o incluso todavía vivos, en los animales tiroteados impunemente en lo que se llama deporte y no es más que un asesinato frio y calculado, en los galgos ahorcados, en los gatos hervidos vivos...



                                                                                                                                          
 No hay diferencia entre lo que los animales sienten y lo que podríamos sentir nosotros en estas situaciones, todos ellos como nosotros tienen consciencia de lo que sucede, y manifiestan el mismo dolor, la misma desesperación, el mismo miedo al dolor y la muerte y manifiestan tambien de la misma manera que nosotros una profunda tristeza y consternación ante el sufrimiento o la muerte de un ser querido, de un compañero, de un congénere o incluso de miembros de otra especie.
Se observan con frecuencia por naturalistas, estudiosos de la psicología animal y por supuesto por todos los que convivimos con animales , comportamientos que nos sobrecogen: elefantes que ayudan a los heridos a mantenerse en pie , que vigilan a los moribundos y velan a los muertos durante largas horas, manadas de terneros que visitan cada dia el lugar donde un compañero ha muerto, gorilas que entregan su vida por defender a los suyos y que manifiestan una gran tristeza por el dolor o la muerte de otros seres de su especie e incluso de otras, gansos que se muestran desolados por la muerte de su pareja o compañero, grajillas que ayudan a aquellas de su grupo que se encuentran en peligro, y perros y gatos que sienten especialmente cuando sus compañeros se encuentran enfermos y que continuan durante dias en las tumbas de sus dueños humanos fallecidos en una manifestación sin igual de amor y fidelidad,...



 Todos los animales son conscientes del sufrimiento y de la muerte, experimentan el mismo miedo que cualquiera de nosotros ante ella,  y buscan como nosotros ayuda y consuelo en los momentos de tristeza en los demás miembros de su grupo cuando pierden a un ser querido.


 Es doloroso tan solo imaginar la tristeza y el miedo que tuvo que soportar Schnauzi , al que muy posiblemente se le obligó como antesala de su tortura a presenciar el sufrimiento y muerte de su hermano, es doloroso y sangrante contemplar el infierno dantesco que el ser humano ha creado para el resto de especies por el mero hecho de ser animales.

 Todos nosotros tenemos ahora la obligación de conseguir que esto cambie, Schnauzi cumplió su misión , ahora todos nosotros hemos de cumplir la nuestra...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada